Actualmente nos encontramos inmersos en un continuo cambios en los puestos de trabajo y sociedad, esto se da por diferentes motivos, cambios tecnológicos, en la organización o en los horarios, por ejemplo. Estos cambios requieren una adaptación y no siempre se lleva a cabo de la mejor manera, o lo que es lo mismo, no se realizan de una manera progresiva o que genere el menor impacto posible tanto en la organización como en las personas que se encuentran en ella.

En este post te voy a dejar unos consejos para que aprendas a gestionar de una manera fácil tu estrés.

Gestiona tu tiempo:

Es importante que tengas en cuenta que el tiempo es lo más justo que tenemos en la vida, pasa igual para tod@s, de nosotros depende aprovecharlo bien y para nuestro beneficio o dejarlo pasar y no poder recuperarlo jamás. La gestión del tiempo es una de las cosas más importantes para poder llegar a tener un control de nosotr@s mism@s, nuestro tiempo y actividades que realizamos.

Una de las herramientas más óptimas para poder gestionar nuestro tiempo es la agenda; te aconsejo que te acostumbres a llevar una agenda o un planing en el que puedas registrar todas tus actividades personales, laborales y sociales; esto te ayudará a tener una visión general de lo que será tu día, semana o mes, y te ayudará a llevar une buena planificación de tu tiempo.

Aprende a aprovechar tu tiempo, pero no sólo para lo demás, sino para ti mism@, es importante tener tiempo para un@ mism@, tiempo para realizar actividades que nos llenen de alegría y placer; te puede gustar mucho bailar, y no tener tiempo para ello. Las prioridades que tengas dependen de ti, pero me gustaría que tuvieras en cuenta que que tu bienestar es la primera de las prioridades a tener en cuenta; por lo tanto si bailar te aporta energía y bienestar, ¡baila!, si te gusta cantar, leer, meditar, jugar, escuchar música, ¡Hazlo! Introduce en tu planing de vida actividades que te aporten bienestar.

Aprende a desconectar del trabajo:

Esto parece algo sencillo pero muchas personas siguen conectadas a su trabajo, problemas y gestiones, aún terminando su jornada laboral; ten en cuenta que tu puesto de trabajo es un medio que te ayuda a poder vivir de una manera óptima pero no es tu vida, a no ser que tú mism@ quieras hacer de tu trabajo tu vida. La vida es mucho más, tu bienestar, tu familia, amig@, actividades personales… La vida está repleta de cosas maravillosas que hacer, no confundas tu vida con tu trabajo, y si lo haces, empieza a entender que primero eres tu y tu bienestar y el trabajo es simplemente un medio para que puedas conseguir las bases para llegar a tener una vida acorde a tus necesidades (alimentación, hogar, transporte…)

Desconecta del trabajo, tu vida depende de ti, no del trabajo.

Márcate objetivos claros:

¿Tienes muchas cosas que hacer? Marca tus objetivos. Haz un Plan estratégico para poder determinar cuáles son tus objetivos y metas, qué medios tienes para llegar a ellos y en qué tiempo lo vas a realizar.

Cuando te marcas unos objetivos tu mente determina qué es lo prioritario para llegar a ello, por ese motivo es importante que tengas tus objetivos bien marcados para no desviarte del camino, para no desviarte del camino hacia tus metas. Es un ejercicio muy sencillo que te ayudará a enfocar tu mente a unos objetivos y trabajar en conseguirlos, quedando lo demás en un segundo plano para no despistarte.

Medita y relájate:

La meditación es un estado de relajación profunda, ello ayuda a nuestro cuerpo a poder conseguir un estado de bienestar tanto física como mental.

La relajación ayuda a poder disminuir síntomas psicosomáticos que aparecen en el cuerpo a causa del estrés o agitación mental, tales como aumento de presión sanguínea, problemas respiratorios, problemas gastrointestinales, entre otros; por ello en necesario dar a nuestro cuerpo energía y bienestar, un pequeño capricho. Con la meditación se activa la creación de hormonas que influyen en nuestra felicidad; a nivel mental rebajamos la actividad cerebral ayudando a nuestra mente a conseguir serenidad, estos son varios motivos por los que debemos introducir la meditación en nuestra vida diaria. Con la meditación podremos generar en nosotros mismos una mayor felicidad, bienestar y armonía.

Pequeños consejos que determinan grandes resultados. 

Tu felicidad y bienestar depende de ti, sólo de ti.

Apúntate a mi red!

Te voy a ayudar a entrenarte para que tus pensamientos y emociones sean más productivos para tu bienestar y felicidad.

Cuenta conmigo.

Gracias por apuntarte!