La Inteligencia emocional es el reconocimiento y la observación de sentimientos y emociones tanto propias como ajenas, siendo esto esencial para mejorar esas emociones. Es, simplemente gestionar tus pensamientos y emociones de tal forma que que aquellos que te hacen daño sepas gestionarlos y eliminarlos.

La IE es esencial para llevar a cabo el Plan de Bienestar. Hay que te de en cuenta, que la base para realizar este procedimiento es conocerte, autoconocerte, y esto se llevará a cabo a medida que se vayan organizando y asimilando por la mente consciente y subconsciente. 

Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo. (Aristóteles)

Muchas veces la forma de actuar es automática, no paramos a escucharte, estudiar y sentir las emociones. No paramos para sentir. Te levantas de la cama te duchas, desayunamos, salimos al trabajo o hacer gestiones personales. Hacemos las actividades diarias para seguir con la vida de alrededor, pero no nos paramos a ver y sentir nuestro cuerpo. Esto se hace más de cinco o seis veces a la semana.

Hay tantas cosas que hacer, que no se saca un hueco para conectar con la persona interior y sentir un momento de paz. Se dedica tanto tiempo a lo demás, trabajo, tareas domésticas, cuidado de familiares, eventos sociales y otros cuantos más.

Para entrenar la mente hará falta que te conectes a ti mism@, identifiques y gestiones tus emociones. Puedes ir empezando por dedicar tan sólo diez minutos a relajarte, respirar y sentir tu cuerpo y mente en ese momento.

Hay cinco capacidades que define Goleman, máximo propulsor de la Inteligencia Emocional, en su libro Inteligencia Emocional.

1. Autoconocimiento: conocimiento de tu persona, tu carácter, tu comportamiento y sobretodo conocimiento de tu yo interior. Qué sentimientos están rondando por tu cuerpo emocional y qué pensamientos o experiencias han hecho que aparezca ese sentimiento.

2. Autocontrol-emocional: gestión emocional por la cual gestionamos nuestras emociones y comportamiento para llegar a conseguir controlar aquellas emociones que hacen daño, la depresión, por ejemplo.

3. Empatía: es la capacidad de las personas a sentir los sentimientos y emociones de otras. Es importante tener en cuenta que vivimos en sociedad, vivimos con numerosos ciudadanos que nos cruzamos día a día.

Cuánto más entiendes a los demás es porque más te conoces a ti mismo.

4. Automotivación: capacidad de la persona a motivarse a sí misma para lograr sus objetivos. Solo tú puedes controlar tus sentimientos y la motivación viene de dentro, sobretodo de un sentimiento llamado amor, amor a algo para lograr los objetivos.

5. Habilidades sociales: permiten tener relaciones saludables y a conseguir un equilibrio entre la persona y su alrededor. Empatía, escuchar, asertividad, aceptación emocional, pensamiento y autoestima son aspectos básicos a tener en cuenta.

Empieza a trabajar cada una de estas capacidades y problemas en tu vida se verán reducidos gracias a la adecuada gestión de tus propias emociones.

Recuerda, la base es conocerte y para conocerte has de conectar contigo mismo. Medita, práctica alguna actividad que te ayude a conectar con tu respiración y el momento presente.