¿Cuántas veces has aguantado algo que no querías? ¿Cuantas veces te has tenido que privar de algo por lo que pudiera pensar la gente? ¿Cuántas veces has dejado de ser tú mismo para complacer a la sociedad o simplemente a tu propia familia o amigos?

Esto suele pasar a menudo, nos encontramos en una sociedad en la que somos “adiestrados” en cierta medida desde que nacemos, nuestro subconsciente está plagado de información indirecta que han recibido nuestros sentidos. Esta información se ha quedado almacenada en nuestro subconsciente e inconscientemente basamos parte nuestra vida en ellos.

Si quieres vivir plenamente nuca dejes de ser tú mism@

Por ello es importante conocerse a uno mismo, conocer qué nos gusta y qué se nos ha dado por “obligación” en la sociedad, un ejemplo claro es que la mujer tiene que llevar a cabo ciertos roles en la mayoría de los casos, que desempeñan porque desde pequeñas la sociedad las ha enseñado que es así, labores domésticas y/o ( la mayoría de los caso y) cuidado de los hijos.

A veces nos avergonzamos de algunos de nuestros comportamientos, o porque no son socialmente aceptados o por el simple hecho de que no es adecuado a la imagen que damos o tenemos. Ser uno mismo es algo esencial para la auto-valoración, si te quieres será mucho más fácil ser tú mismo, por el contrario si no te quieres y no estás orgulloso de tu ser, de tu persona, de ti mismo, no tendrás el suficiente coraje para ser tú mismo, para ser realmente la persona que hace que tu persona, tu mente y tu bienestar estén en armonía. Cada uno de nosotros es único e inigualable y debemos de querernos tal y como somos. Hay muchas veces que tenemos establecidos ciertos prototipos que han hecho que no todo el mundo se sienta bien con su cuerpo, su figura, su forma de actuar o simplemente sentirse mal consigo mismo. Esto es algo que debes dejar a un lado, los prototipos han sido creados a lo largo de la historia por diferentes motivos, por ejemplo, el prototipo de la mujer… éste ha ido evolucionando a lo largo del tiempo, en épocas más antiguas lo ideal era tener un cuerpo más bien esbelto, un cuerpo grande y con curvas; actualmente es totalmente lo contrario, ¿cuántas veces vemos a modelos súper delgadas? ¿Cuántas veces nos han mostrado que lo “bonito” es un cuerpo delgado, y cuanto más mejor? Por ese motivo querid@, no hagas caso de lo que digan o la moda actual, haz caso a tu yo, haz caso a tu persona y quiérete tal cual es.

Es importante ser uno mismo porque puede ocasionar problemas psicosociales en nuestra persona, tales como insatisfacción personal que puede influir en tu bienestar personal, laboral y social. Por ello te aconsejo que te encuentres a ti mism@, que trabajes en ti, que saque tu yo interior y dejes a un lado las formas sociales y familiares que influyen en el cambio de tu persona.